• Estamos convencidas de que se puede lograr detener los cambios arbitrarios con respecto a la pollera por medio de la docencia. Podemos contribuir de manera educativa sin imposiciones, ya que los cambios se producen a partir de pequeñas actuaciones positivas memorables.
  • Estamos de acuerdo y aceptamos que el folklore no es estático e inmutable, es un proceso que lleva una trayectoria que es acompañada por el colectivo para ser, por esto aceptamos la pollera con sus cambios en toda su trayectoria efecto de la evolución natural del colectivo.
  • No estamos de acuerdo con los cambios que se den alterando su esencia y origen, causados por capricho de unas pocas personas
  • Entendemos que el folklore se transmite por la acción imitada y por eso pondremos nuestro empeño en mostrar la manera tradicional desde la pollera antigua hasta el actual vestir del traje.